En el artículo de hoy vamos a hablar sobre sexo para mujeres, les voy a mostrar cómo funciona el ciclo de respuesta sexual femenina que no es más que las fases del sexo. Una herramienta súper poderosa para tu autodescubrimiento y mayor satisfacción sexual.

¡Muchas mujeres ni siquiera saben que existe este ciclo y por eso es tan necesario este tema! Apuesto a que te encantarán los consejos que te ayudarán a sentirte más cómodo y seguro en la cama, tener relaciones sexuales más sanas y disfrutar más plenamente de tu sexualidad.

Si lo sientes necesario comparte este contenido con tu pareja, estoy segura que él o ella también lo disfrutará mucho y no cometerá errores en el momento adecuado. Sobre todo si es de esas personas precipitadas que piensan que el sexo para mujeres es sólo decirnos algo al oído y el deseo llega al instante.

Entre el deseo y los orgasmos, hay fases bien definidas que deben desarrollarse durante el sexo y ¡tú debes saberlo! Entonces, conozcamos las etapas del sexo. 

Sexo para mujeres: el orgasmo femenino explicado en detalle 

https://youtu.be/uJ05K7VHfX8?si=RZ07X5y3aaz6WoGa

Descubre cómo conseguir orgasmos múltiples más fácilmente y cómo dejar a tu pareja muy satisfecha en la cama. https://www.erotizatumente.com/entrenamiento-mujer-on-fire/

Entendamos cómo funciona el sexo para las mujeres:

  • Sexo para mujeres: cómo el autoconocimiento puede ayudar a las mujeres a sentir más placer
  • Aprende cómo adquirir autoconocimiento sexual
  • Algunas de estas creencias limitantes sobre el sexo para las mujeres
  • Cómo la gimnasia íntima ayuda a las mujeres a conocerse a sí mismas
  • Comprenda cuál es el ciclo de respuesta sexual femenina:
  • Sexo para mujeres y sus etapas: 
  • Sexo para mujeres: modelo circular de respuesta sexual femenina
  • Disfunciones femeninas que pueden presentarse durante cada una de las etapas del sexo:
  • Gimnasia íntima en el tratamiento de disfunciones sexuales:
  • Descubre por qué es tan importante acudir periódicamente a tu ginecólogo

Sexo para mujeres: cómo el autoconocimiento puede ayudar a las mujeres a sentir más placer

Si toda mujer supiera lo fundamental que es el autoconocimiento para nuestro bienestar emocional, psicológico y sexual, esto también aplica para los hombres, sin duda, todas buscaríamos saber cada vez más sobre nosotras mismas. 

Para comprender las fases del sexo, es especialmente importante comprender sus propias necesidades sexuales y saber encontrar formas de satisfacer esas necesidades de una manera saludable y satisfactoria.

Esto se debe a que las mujeres pasamos por diferentes fases en nuestra respuesta sexual, que incluyen excitación, meseta, orgasmo y resolución. 

Cada una de estas fases se caracteriza por cambios fisiológicos y emocionales en el cuerpo, y comprender estos cambios puede ayudarle a comprender mejor lo que les sucede durante las relaciones sexuales.

Al conocer las fases del sexo podrás identificar mejor tus preferencias sexuales, comunicarlas a tu pareja y buscar la satisfacción sexual de forma más consciente. Además, comprender estas fases puede ayudar a identificar posibles problemas sexuales, como dificultad para alcanzar el orgasmo o falta de deseo sexual, y buscar ayuda profesional si es necesario.

Aprende cómo adquirir autoconocimiento sexual:

autoconocimiento sexual

El autoconocimiento sexual es súper importante para el bienestar físico y emocional de una persona y la masturbación femenina es una forma común de explorar y comprender el propio cuerpo y la sexualidad.

Cuando te masturbas, descubres qué te excita y qué te hace sentir placer. Esto puede ayudarle a comunicarse mejor con su pareja sexual y guiar sus interacciones sexuales de una manera más satisfactoria.

Sin embargo, es importante recordar que la masturbación es una elección personal y que no todas las mujeres se sienten cómodas tocándose a sí mismas debido a diversas razones equivocadas.

Sepa que no hay nada malo ni inmoral en la masturbación femenina. Desafortunadamente, algunas personas todavía mantienen creencias limitantes con respecto a la masturbación femenina, a menudo basadas en prejuicios culturales y religiosos.

Algunas de estas creencias limitantes sobre el sexo para las mujeres:

1 – La masturbación es sucia o pecaminosa: 

Esta creencia es común en algunas culturas y religiones que asocian la sexualidad con la impureza o el pecado. Sin embargo, la masturbación es una actividad normal y saludable que puede ayudar a las mujeres a explorar su sexualidad y sentirse bien consigo mismas.

2 – La masturbación es sólo para hombres: 

Algunas personas creen que la masturbación es algo que sólo hacen los hombres. Sin embargo, la masturbación es una actividad que puede resultar placentera y beneficiosa también para las mujeres.

3 – La masturbación puede hacer que las mujeres no sean vírgenes: 

Esta creencia es falsa. La masturbación no afecta la virginidad de la mujer, que está determinada por la presencia o ausencia de un himen intacto.

4 – La masturbación puede causar problemas de salud: 

Esta creencia es infundada. La masturbación es una actividad segura y saludable que no causa ningún problema de salud en sí misma.

Importante:

Sepa que la masturbación no es la única forma de adquirir autoconocimiento sexual. También puedes y debes aprender sobre tu propia sexualidad a través de experiencias sexuales con tu pareja.

Independientemente de la forma que elijas, es importante que te sientas cómodo y seguro mientras exploras tu sexualidad. Esto puede ayudarle a desarrollar una comprensión más profunda de usted mismo y de sus necesidades y deseos sexuales.

Masturbación femenina – movimientos para tener un orgasmo placentero.

https://youtu.be/Lo4Uf18km1M?si=mzAXWy9vI2dRvfzU

Cómo la gimnasia íntima ayuda a las mujeres a adquirir autoconocimiento:

La gimnasia íntima, también conocida como pompoarismo, es una técnica que consiste en ejercitar los músculos del suelo pélvico, que sostienen los genitales. Esta técnica puede ayudar a las mujeres a desarrollar una mayor conciencia de sus músculos vaginales, lo que puede tener varios beneficios para el proceso de autoconocimiento sexual, entre ellos:

  1. Aumento de la sensibilidad sexual: La gimnasia íntima puede ayudar a aumentar la sensibilidad en la región genital, permitiendo a la mujer ser más consciente de sus propias sensaciones y placeres.
  2. Lubricación vaginal mejorada: La gimnasia íntima puede ayudar a mejorar la lubricación vaginal, lo que puede hacer que las relaciones sexuales sean más cómodas y placenteras.
  3. Fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico: la gimnasia íntima puede ayudar a fortalecer los músculos del suelo pélvico, lo que puede tener varios beneficios, incluida la prevención de la incontinencia urinaria y el prolapso vaginal.
  4. Mayor confianza sexual: al volverse más conscientes de sus músculos vaginales y de su sexualidad, las mujeres pueden sentirse más seguras en sus interacciones sexuales.

En resumen, son varios los beneficios que la gimnasia íntima ofrece a la vida de la mujer, tanto para su vida sexual como para su salud íntima, además de ser una herramienta muy recomendada por numerosos profesionales de la salud para las mujeres que desean desarrollar una mayor autoconfianza sexual. conocimiento. 

Es más, al volverse más conscientes de sus músculos vaginales y de su sexualidad, las mujeres pueden descubrir nuevas formas de placer y tener más confianza en sus interacciones sexuales.

Pondré a tu disposición mi ebook gratuito para que puedas empezar a hacer los ejercicios hoy mismo.

Comprenda cuál es el ciclo de respuesta sexual femenina:

También llamado etapas del sexo, el ciclo es la secuencia de cambios somáticos y psicológicos que ocurren en el organismo femenino desde el deseo hasta el orgasmo, que pueden ocurrir durante las relaciones sexuales u otras actividades estimulantes, como la masturbación. 

En el sexo para mujeres , el placer y la satisfacción sexual sólo se dan cuando se pasan por estas fases, que son desencadenadas por una determinada estimulación que, ante todo, es necesario desear.

Aunque hombres y mujeres pasan por las mismas etapas del sexo, existen diferencias específicas en cada uno de ellos, principalmente en cuanto a la duración en cada fase y la intensidad del encuentro sexual. Por ejemplo: es muy difícil (de hecho, poco probable) que ambos miembros de la pareja alcancen el orgasmo al mismo tiempo. Además, muchas mujeres no pasan por las fases sexuales en el mismo orden, lo que no significa que no las pasen todas.

También puede ocurrir que algunas fases no se desarrollen durante algunas relaciones. La sexualidad es compleja; Saberlo te hará vivirlo de una forma más saludable y aún más divertida.

Sexo para mujeres y sus etapas: 

Hay que tener en cuenta que este no es el único modelo del ciclo de respuesta sexual femenina, pero sí el más conocido. Descubre las etapas del sexo para la mujer:

Deseo

Es la fase en la que la mente y el cuerpo de una mujer están predispuestos a la excitación. Según Leveni (1988), el deseo es “una energía psicobiológica que precede y acompaña a la respuesta de excitación sexual y tiende a producir conductas sexuales”. 

El deseo se despierta mediante estímulos sensoriales: cuando el chico se acerca, su caricia, el olor del perfume, su voz al oído, un mensaje muy travieso. También puede ocurrir a través del recuerdo de una experiencia sexual o al imaginar una fantasía erótica.

Consta de 3 componentes:

  • Impulso sexual: contrariamente a lo que se podría imaginar, son los andrógenos (testosterona), y no los estrógenos, los que proporcionan la base hormonal de esta etapa. El impulso es la respuesta de esta hormona al deseo, resultando en excitación fisiológica y tensión psicosomática;
  • Motivación: se refiere al lado psicológico y a la relación entre la mujer y el objetivo de su deseo;
  • Voluntad: se refiere al contexto, por lo tanto es la forma en que la persona expresa este deseo.

En tu cuerpo, esta fase del ciclo tiene algunas características:

  • Aumento del flujo sanguíneo a la región vaginal, lo que provoca hinchazón del clítoris, las paredes vaginales y los labios menores;
  • Senos más llenos y pezones endurecidos o erectos;
  • Respiración acelerada y frecuencia cardíaca;
  • Aumento de la tensión muscular;
  • Lubricación vaginal;
  • Piel más rubicunda.

Excitación

Tendemos a pensar que el deseo y la excitación son lo mismo, pero en el ciclo de respuesta sexual femenina son un poco diferentes. Mientras que el deseo se refiere a la respuesta a un estímulo, la excitación es lo que lo agrava (cuando la pareja continúa provocando y estimulando a la mujer, por ejemplo).

Entonces, además de que todas las respuestas corporales anteriores se vuelven aún más fuertes, el cuerpo continúa manifestándose:

  • El clítoris se vuelve muy sensible e incluso doloroso al tacto, además de retraerse para evitar la estimulación directa del pene;
  • El aumento del flujo sanguíneo hace que aumente la hinchazón vaginal y las paredes vaginales se vuelven moradas;
  • La respiración, el ritmo cardíaco y la presión arterial siguen aumentando;
  • Los espasmos musculares pueden comenzar en los pies, la cara y las manos.
  • La tensión muscular aumenta.

Orgasmo

¡Ah, el orgasmo! Hemos llegado al punto culminante de la respuesta sexual femenina. Es la más intensa y corta de las dos fases: dura apenas unos (grandes) segundos, resultado de una experiencia sexual, que puede ser acompañada o en solitario. 

Desde un punto de vista fisiológico, el clímax y el orgasmo son acciones diferentes. El clímax es sólo una parte, esa sensación de descarga de placer ubicada únicamente en la zona pélvica; mientras que el orgasmo se refiere a las diversas sensaciones psico y fisiológicas de placer en todo el cuerpo.

Algunas mujeres son privilegiadas y también pueden ser multiorgásmicas, es decir, pueden sentir un orgasmo tras otro sin perder su nivel de excitación sexual. Demasiado, ¿verdad?

Conozcamos más sobre estas sensaciones en el cuerpo:

  • La presión arterial, los latidos del corazón y la respiración se vuelven más rápidos e intensos, con una rápida ingesta de oxígeno;
  • Liberación repentina y vigorosa de la tensión sexual;
  • El útero también sufre contracciones rítmicas;
  • Contracciones musculares involuntarias;
  • Contracción de los músculos vaginales;
  • Espasmos en los músculos de los pies.

Resolución

Al igual que con el deseo y la excitación , el orgasmo a menudo se considera la “resolución” del ciclo de respuesta sexual femenina, pero no es así como funciona. En la fase de resolución, el cuerpo vuelve a la etapa de reposo previa al estímulo.

La hinchazón vaginal, por ejemplo, comienza a desaparecer poco después del orgasmo, pero la región tarda algún tiempo en volver a la normalidad. Esta fase está marcada por una sensación general de bienestar y, a menudo, de cansancio. 

A diferencia de los hombres, el potencial orgásmico de las mujeres no está limitado por un período refractario (período de recuperación post-orgasmo). Esto significa que si recibe más estimulación sexual estará en condiciones físicas y psicológicas para tener un nuevo orgasmo.

La calidad de vida sexual está íntimamente relacionada con cómo reacciona el cuerpo en cada una de las etapas del sexo. Conocer cada una de las fases del ciclo de respuesta, de hecho, ayuda a descubrir posibles disfunciones y dificultades sexuales.

Sexo para mujeres: modelo circular de respuesta sexual femenina

En 2002, la psiquiatra canadiense Rosemarie Basson describió el llamado Modelo Circular de Respuesta Sexual Femenina, diseñado específicamente para relaciones a largo plazo. 

En este caso, la mujer comenzaría la relación desde la neutralidad sexual, es decir, al ser estimulada por su pareja, alcanzaría grados crecientes de excitación motivados por motivos no sexuales —intimidad, vínculo afectivo, amor— .

Esta conexión haría que la excitación femenina llegara antes que el deseo, que se desarrollaría más tarde, al ser consecuencia (y no causa) del acto sexual. El Modelo Circular valora la respuesta y la receptividad femenina, ya que ve el deseo de intimidad como el desencadenante del ciclo de respuesta sexual, y no un impulso biológico.

Disfunciones femeninas que pueden presentarse durante cada una de las etapas del sexo:

Sexo para mujeres: todo sobre el ciclo de respuesta sexual femenina y las disfunciones femeninas que pueden presentarse durante cada una de las etapas del sexo

Una vez que conozca las etapas del sexo, será más fácil comprender dónde pueden surgir los problemas. Se clasifican en 4 tipos de disfunciones:

  • Deseo: deseo sexual hipoactivo ( desaparición de la libido ), hiperactivo (pensamientos, impulsos o comportamientos sexuales obsesivos) y trastorno de aversión sexual (trastorno psicológico en el que el individuo tiene aversión al contacto sexual);
  • Excitación: cambios relacionados con la excitación y la lubricación, antes llamados frigidez;
  • Orgasmo: anorgasmia (dificultad para alcanzar el orgasmo);
  • Relacionados con el dolor: dispareunia (dolor vaginal que puede ocurrir antes, durante o después del sexo) y vaginismo (dolor durante la penetración causado por espasmos involuntarios de los músculos vaginales).

También pueden variar en función de otros aspectos: 

  • Primarios: ocurren desde el inicio de la vida sexual;
  • Secundarios: aparecen después de un período de funcionamiento sexual normal;
  • Transitorio: ocurre por un tiempo y luego desaparece;
  • Permanente: permanecer durante toda la vida sexual;
  • Situacional: aparece sólo en determinadas situaciones;
  • General: puede ocurrir en cualquier situación.

Antes era muy común pensar que las disfunciones femeninas en las etapas del sexo eran causadas únicamente por la vertiente psicológica. Sin embargo, se comprendió que sí, muchos de estos problemas pueden tener causas biológicas, como la dispareunia y el vaginismo. 

También existen disfunciones relacionadas con una condición médica, como la disminución del deseo debido a la diabetes, y disfunción sexual inducida por sustancias, como la disminución del deseo debido al uso de Diazepam.

En definitiva, las disfunciones femeninas relacionadas con las etapas del sexo pueden tener causas psicológicas, biológicas o físicas. Vea:

  1. cambios corporales y/u orgánicos relacionados con la menopausia;
  2. daño neurológico causado por cirugía o traumatismo;
  3. sentimiento de culpa y vergüenza respecto del sexo;
  4. dificultades para comunicarse con la pareja;
  5. miedo a contraer infecciones o quedar embarazada;
  6. enfermedades infecciosas del tracto genital;
  7. falta de estimulación adecuada;
  8. historia de abuso sexual;
  9. ansiedad y depresión ;
  10. falta de lubricación;
  11. miedo a sentir dolor;
  12. drogas.

Recuerda que un trastorno sólo se considera así cuando causa sufrimiento. Es posible que a muchas mujeres no les moleste la falta de deseo, excitación u orgasmo. 

Esto se debe a que la sexualidad debe ser pensada en el contexto en el que ella o la pareja se insertan. Las costumbres sociales, la cultura y la religión influyen mucho en la realización sexual de cada individuo.

Otro aspecto es que un problema rara vez ocurre solo. Por ejemplo: una mujer que sufre dispareunia también puede tener trastornos del deseo y la excitación, ya que relaciona el sexo con el dolor.

Por tanto, si sufres algún problema que te impide tener una rutina sexual feliz y si este es tu caso, busca ayuda de un ginecólogo, un sexólogo y un psicólogo, ¿no?

Gimnasia íntima en el tratamiento de disfunciones sexuales:

Y una vez más repito que la gimnasia íntima es una técnica contrastada y muy eficaz para prevenir y tratar las disfunciones sexuales femeninas, como la dificultad para alcanzar el orgasmo, la falta de lubricación vaginal, la incontinencia urinaria y el prolapso vaginal.

Esto se debe a que la gimnasia íntima implica ejercitar los músculos del suelo pélvico, que sostienen los genitales y pueden ayudar a fortalecer y tonificar los músculos. 

Cuando estos músculos se debilitan, pueden contribuir a disfunciones sexuales como la incontinencia urinaria y el prolapso vaginal. Además, la gimnasia íntima puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea en la región genital, lo que puede aumentar la sensibilidad y la lubricación vaginal.

Sin embargo, es importante recordar que la gimnasia íntima no es la única solución a la disfunción sexual femenina, por lo que es importante que las mujeres consulten periódicamente a un profesional de la salud por varios motivos. A continuación se muestran algunos ejemplos.

Descubra por qué es tan importante acudir periódicamente a su ginecólogo: 

  1. Prevención y detección temprana de enfermedades: acudir periódicamente a un profesional de la salud permite que las mujeres sean examinadas y examinadas para detectar diversas enfermedades como cáncer de mama, cáncer de cuello uterino, enfermedades de transmisión sexual (ETS) y otras afecciones que pueden afectar la salud de la mujer. Cuando estas enfermedades se detectan a tiempo, es más fácil tratarlas y aumentar las posibilidades de recuperación.
  2. Monitoreo de la salud reproductiva: Para las mujeres en edad fértil, es importante consultar a un profesional de la salud con regularidad para garantizar que la salud reproductiva esté en orden. Esto puede incluir exámenes ginecológicos, como una prueba de Papanicolaou, que puede detectar problemas con el cuello uterino.
  3. Orientación y consejo: Un profesional de la salud puede brindar orientación y consejo en temas relacionados con la salud de la mujer, como la prevención del embarazo, la planificación familiar, la sexualidad y la menopausia.
  4. Monitoreo de condiciones crónicas : para las mujeres con condiciones de salud crónicas, como diabetes, presión arterial alta o enfermedades cardíacas, es importante consultar a un profesional de la salud con regularidad para controlar la condición y garantizar que el tratamiento sea apropiado y efectivo.
  5. Promoción de un estilo de vida saludable: los profesionales de la salud pueden brindar orientación sobre cómo mantener un estilo de vida saludable, incluida una nutrición adecuada, ejercicio regular y sueño adecuado.

En resumen, consultar periódicamente a un profesional de la salud es importante para mantener la salud femenina, detectar y tratar enfermedades tempranamente, garantizar la salud reproductiva, recibir orientación y asesoramiento, monitorear condiciones crónicas y promover un estilo de vida saludable.

¿Te gustó saber más sobre las etapas del sexo? ¿Sabías que pasamos por tantas fases como esta durante el sexo? Y, ¿cómo puede la gimnasia íntima ser tu mayor aliada en la vida? 

Para estar siempre al día de mis consejos sobre sexo, salud y comportamiento, ¡sigue el blog!