0,00

Descripción

La monotonía es aquella rutina que se hace aburrida, que no nos apetece y que nos desgasta, incluso que nos asquea. Tendemos a hacer siempre lo mismo y a dejarnos atrapar por la rutina y eso puede conducirnos a esa monotonía. Y cuando nuestra sexualidad entra en el terreno de la monotonía… la chispa puede desaparecer. Cuando relacionamos el sexo con algo aburrido, no nos apetece repetir… Por eso puede ser bueno recurrir al juego sexual para romper ese aburrimiento e impedir que dejemos de gozar de nuestra sexualidad.