La eyaculación femenina es una realidad. Se ha especulado mucho con este tema, ya que no todas las mujeres que lo han conseguido se han atrevido a compartirlo con otras mujeres, debido a que muchas de ellas pensaban que era orina y la vergüenza les privaba de comentarlo con libertad. Sin embargo, poco a poco se ha ido viendo como esta situación se ha normalizado e incluso se ha visto como algo común entre muchas de ellas.

eyaculacion

Aunque parece que empieza a esclarecerse el concepto de eyaculación femenina. Son varias las investigaciones que se han realizado para conocer a qué se debe y cuáles son las sensaciones vividas. A la conclusión que se ha llegado es que la responsable de la eyaculación es la próstata femenina. Sí, es otra información que muchas chicas desconocen, las mujeres también tienen próstata, formadas por las glándulas de Skene con dos salidas, una cerca de la vagina y otra en la uretra, mide entre dos y cinco centímetros y el conducto se encuentra al lado del meato urinario, por eso se explica que, durante la relación sexual, el orgasmo o después de él, algunas mujeres piensen que se están orinando.

Esto tiene una explicación, algunas mujeres eyaculan, ya sea conscientemente o inconscientemente, sin embargo, otras chicas lo hacen hacia dentro. Esto hace que el líquido prostático vaya hacia la vejiga y se elimine con la orina, por ello, muchas mujeres quieran ir corriendo al baño cuando llegan al orgasmo.

El tema del squirting, como se conoce a la eyaculación femenina está todavía pendiente de estudios más exhaustivos. Hay diferentes teorías, por ejemplo, se dice que si una mujer no evita las ganas de orinar cuando está practicando el sexo podrá conseguir eyacular. También se investiga sobre la próstata femenina, algunos estudios hablan de un tejido prostático residual que no todas las mujeres tienen y esto hace que unas puedan eyacular y otras no.

Estudio sobre la eyaculación femenina

Una de las últimas investigaciones que se conocen más en profundidad la realizaron en Francia, en el hospital Parly II en Le Chesnay, con el objetivo de conocer si el origen estaba en la vejiga y si está conformado en su mayoría por orina. Este estudio se hizo con siete mujeres que voluntariamente fuesen capaces de eyacular. Primero se pidió una muestra de orina, tras las muestras se efectuó una ecografía para asegurarse de que no quedaban restos. Después de comprobar que todo estaba correctamente se les invitó a que llegaran al clímax y antes de llegar al orgasmo se repitió la ecografía y se recogieron los fluidos. Por último, se realizó una tercera ecografía.

Las mujeres vaciaron sus vejigas al iniciar la prueba, pero curiosamente, la ecografía mostró que antes de llegar al orgasmo las vejigas se volvieron a llenar. Finalmente, en la última ecografía volvían a estar vacías.

orgasmo

En estas pruebas se hicieron comparaciones entre las muestras de orinas y los fluidos posteriores. El resultado fue diferente en cinco de las siete mujeres, donde encontraron pequeñas cantidades de antígeno prostático específico, una enzima que se produce en la glándula prostática.En esta investigación se ha llegado a la pregunta de si todas las mujeres son capaces de eyacular o no, y muy probablemente dependa de si pueden o no producir el antígeno prostático específico. Otra conclusión a la que se ha llegado es dependiendo del tamaño de la glándula prostática de cada mujer.

Aunque se da por hecho de que existe y son muchas las mujeres que han confirmado que el squirting es más que posible, los estudios científicos tienen todavía sus dudas y no están convencidos si es algo adonde pueden llegar todas las mujeres o se trata de casos diferentes para cada una.

Estas dudas se pueden solventar probando sin miedo con tu pareja o en la intimidad distintas formas de llegar a estimularte y ver si realmente eres capaz de descubrir la eyaculación femenina. Como ya conocemos es algo que puede surgir durante la relación sexual, antes del orgasmo o después de haber llegado al clímax. Para saber más puedes visitar a un especialista con quien poder llegar a una conclusión con respecto a la eyaculación femenina y reforzar la teoría de que todas las mujeres pueden hacerlo sin ningún tipo de problema.